La Revolución de la Miniaturización: Innovación y Sostenibilidad en los Laboratorios del Siglo XXI

La miniaturización y la sostenibilidad están en el centro de la atención en los entornos científicos y clínicos contemporáneos, ya que no solo se consideran opciones, sino misiones imperativas.

 

La tendencia hacia equipos compactos, fácilmente transportables e incluso portátiles es ampliamente reconocida en el diseño de laboratorios, dejando atrás los equipos grandes y ruidosos que solían ocupar un espacio considerable en las mesetas de trabajo. Sin embargo, el desafío radica en garantizar que la reducción de tamaño no implique una disminución en las capacidades.

 

Para ser verdaderamente sostenible, la miniaturización debe ir acompañada de un menor consumo energético, una menor huella de carbono en su fabricación, costos operativos reducidos y una generación de residuos mínima.

Ya existen en el mercado numerosos ejemplos de miniaturización, como los equipos de PCR en tamaño reducido, que contrastan con los instrumentos enormes de hace solo unos años.

 

Nuestra empresa representada, @Byonoy, se ha comprometido con la miniaturización desde su concepción. Todos sus productos están diseñados con este enfoque distintivo. Sin embargo, su innovación va más allá del tamaño: su lector de placas es apenas más grande que la placa que analiza, mientras que su espectrofotómetro cabe en la palma de una mano y se alimenta con la energía de un teléfono móvil. Además, la ausencia de partes móviles garantiza una reducción del desgaste y del ruido.

Otro aspecto clave de los productos @Byonoy es su descentralización. Debido a su tamaño compacto y su precio razonable, los investigadores no necesitan trasladarse a instalaciones con equipos «grandes». Esto no solo ahorra tiempo, sino que también facilita su uso.

Hasta la fecha, @Byonoy ha desarrollado

  • un Lector de Microplacas «personal», Absorbance One,
  • un fotómetro de longitud de onda única, Absorbance 96,
  • y recientemente un medidor de luminiscencia, Luminescence 96, con un diseño prácticamente idéntico al del lector de microplacas.

Otros ejemplos notables de miniaturización y sostenibilidad incluyen el ICP óptico fabricado por Radon Corp., que no solo es compacto, sino que también elimina la necesidad de un enfriador externo y utiliza nitrógeno en lugar de argón para su plasma. Además, la empresa Kimia Analytics está trabajando en el diseño de un ICP-MS de triple cuadrupolo de tamaño portátil, una idea que hubiera parecido ciencia ficción hace apenas 5 o 10 años.

Otra vía hacia la sostenibilidad es la llegada de equipos ultrarrápidos que pueden reemplazar varios equipos tradicionales, lo que ahorra en gastos de mantenimiento, reactivos y energía. Un ejemplo destacado es el cromatógrafo de gases fabricado por Hyperchrom, que completa un análisis en solo 60 segundos, permitiendo analizar hasta 1400 muestras al día y ahorrando energía significativamente.

Desde Comercial Hospitalaria Grupo-3 S.L., estamos comprometidos en brindarle soluciones que impulsen la sostenibilidad en su laboratorio. Nuestro objetivo es proporcionar equipos que no solo ocupen menos espacio, sino que también consuman menos energía, optimicen el tiempo de trabajo y promuevan la eficiencia en cada tarea. Creemos firmemente que menos tamaño, menos energía y menor tiempo de operación se traducen siempre en un beneficio mayor para usted y para el medio ambiente.

Estamos aquí para ofrecerle productos innovadores que ayuden a construir un futuro más sostenible en su laboratorio.

info@chgrupo3.com  | +34 986 493 253 | www.chgrupo3.com

Autor:  Joaquín Fernández Revuelta – Lic. en Farmacia (Universidad Complutense de Madrid)

Comparte este artículo

Artículos relacionados